Inicio
»
  1. Salud
» Qué pasaría si no me baño

¿Qué pasaría si no me baño?


¿Qué pasaría si no me baño?

Lo que pasaría si no me baño, es que el ser humano es un animal social. Debe seguir reglas de convivencia, no necesariamente escritas, para poder convivir con otros de su especie. Entre esas normas están todas las relacionadas con su higiene y aseo personal. Las mismas varían dependiendo del entorno cultural, pero, en general, existe un rechazo al sucio y los malos olores. Ello tiene relación con una conducta instintiva. La falta de higiene es percibida como ausencia de salud.

¿Qué pasaría si no me baño? Algo más que apariencia

Una de las razones por las cuales entramos a la ducha es el tema de la autoestima. Queramos o no, aunque pertenezcamos a grupos sociales con códigos de vestimenta peculiares, proyectamos más seguridad en nosotros mismos cuando nos sentimos más limpios. Desde ese punto de vista, la primera razón que justifica la lucha contra el sucio es la salud mental. No obstante, aunque todo esto es muy relevante, existen otros argumentos de peso.

¿Qué pasaría si no me baño? Quienes hemos pasado días sin acudir a la ducha hemos experimentado alguna vez mucha incomodidad. Generalmente sentimos picor en varias zonas del cuerpo. Nuestra piel, debido al sudor, tiende a ponerse grasosa. A la vez, emitimos un olor desagradable, generado también por nuestras glándulas sudoríparas. No sólo la epidermis es afectada. Nuestro cabello puede adquirir resequedad o volverse grasiento, según el caso, pero siempre desagradable.

¿Qué pasaría si no me baño? Nuestra salud corporal

Para mucha gente, la autoestima y el confort son motivo suficiente para visitar la ducha. Pero el trasfondo es mucho más profundo. Una piel sucia, de hecho, puede ser caldo de cultivo para diversas enfermedades. Corremos riesgo de infecciones, llegando incluso a extremos mortales. El exceso de sudor puede dar pie a cantidad de hongos y bacterias los cuáles, a su vez, podrían penetrar una piel débil, la cual, al irritarse, pierde efectividad como capa protectora.

Es por ello que se recomienda eliminar la suciedad en la ducha al menos tres veces por semana. No necesariamente debemos hacerlo todos los días, salvo que haya exigencias laborales muy estrictas, pues, podríamos debilitar nuestro sistema inmunológico. Una piel reseca, débil, no sólo es un criadero de bacterias, sino que puede atraer parásitos e insectos. Estos contribuyen a empeorar nuestra salud contaminando nuestro torrente sanguíneo. No sólo correrás el riesgo de no conseguir empleo. Estás, de hecho, arriesgando tu vida.

¿Qué pasaría si no me baño? Algo más que agua

Desde hace décadas nos hemos acostumbrado no sólo a utilizar el agua para eliminar impurezas de nuestro cuerpo, sino a complementarla con el uso de jabones y champús. Aunque por lo general nuestra piel y cabello adquieren un olor más agradable, asociado con limpieza, estos cumplen con una función no sólo cosmética. Contribuyen, en especial los jabones, a desinfectar nuestra capa protectora.

Lo importante es entender que el aseo personal, más que un asunto de vanidad, es beneficioso para nuestra salud.

Se utilizan cookies de terceros para mostrar el contenido y analizar el tráfico. Si sigues navegando, aceptas su instalación y uso. ACEPTAR | Más información
Quepasaria.com 2020 - Qué Pasaría | Qúe pasa Política de privacidad | Otras Webs de interés | Mascaretes | Mascarillas